Noticias CPI

LA ALAMEDA, La niña bonita y la preferida por los Valencianos

El paseo de la Alameda ha sido desde antaño, uno de los lugares de encuentro y de residencia favorito por los valencianos. Los motivos son evidentes: su cercanía al centro, sus vistas al antiguo cauce del río Turia y su orientación sur que hace que sus viviendas y terrazas tengan una luz envidiable todo el día.

Con el crecimiento de la ciudad y la llegada del boom inmobiliario, no es de extrañar que se prolongara la Alameda hasta conformar lo que hoy conocemos como la zona de la Ciudad de las Artes y las Ciencias.
Vamos a analizar cómo se comporta el mercado inmobiliario en la Prolongación de la Alameda, considerando la misma los números que van desde el nº 38 hasta el nº 65. El número 38 son las famosas “Torres Alameda” aunque popularmente son más conocidas como las “Torres de Sagar” cuya historia fue bastante complicada por tratarse de un proyecto de viviendas muy lujoso en una época en que su solar se encontraba en la periferia de Valencia rodeado de huerta, viejas fábricas y un cauce del río Turia algo abandonado y con un ambiente poco recomendable; así las cosas las obras se paralizaron hasta en dos ocasiones con la quiebra de la constructora que les ha dado el nombre popular a las torres. Escenario totalmente diferente es el que se vive ahora, en el que dichas torres se han quedado en un entorno absolutamente envidiable y consolidado, tanto es así que el propietario de la torre central alquilada los últimos años a la cadena hotelera Holiday Inn, ha decidido cambiar su uso y promover pisos para vender.

Datos-Venta-Alameda-kwcpigestion-valencia

Pisos y Áticos vendidos por KW CpiGestión en Avda Francia 1 y 2, y Paseo Alameda

En el otro extremo de la prolongación de la Alameda, se encuentra una de las últimas promociones de Lubasa al calor de los últimos coletazos del boom, “Alameda Selection”. Este último tramo de la Alameda ha tenido más dificultades para encontrar compradores motivados, las razones son varias: la vía del tren que no se ha soterrado y en consecuencia, la prolongación de la Alameda hasta el mar que no se ha efectuado, la cercanía del cementerio y la falta de servicios y adecentamiento de ese tramo del río.

Más o menos lo mismo que ocurrió con las “Torres de Sagar” en los años 90. De hecho son bastantes los compradores que vienen a nuestra agencia inmobiliaria y nos solicitan comprar un piso en primera línea con vistas al río pero sólo desde el tramo que va desde Alameda nº 38 (rotonda del sol y la luna de Ripollés hasta Alameda nº 54 (rotonda de “El Corte Inglés y centro comercial Aqua”), en el último tramo no quieren.

alameda-valencia-kwcpigestion-4
Y es que invertir en la Alameda es algo muy parecido a invertir en un piso en primera línea de playa, las vistas se pagan, sí, pero cuando se desee vender, siempre va a encontrar comprador. Para su propietario, un piso en primera línea es un cheque al portador, la crisis o el boom sólo cambiarán ligeramente el importe de ese cheque pero siempre va a haber alguien dispuesto a pagarlo.

En el caso del alquiler, una vivienda de estas características, la alquilamos en menos de 24 horas, a veces no da tiempo ni a publicarla y se la queda algún candidato inquilino de los que tenemos en lista de espera. Y siguiendo con esta analogía de playa, los pisos en primera línea y con piscina, ya son la joya de la corona y los que más se cotizan, en este caso tenemos los tres favoritos del público:
El residencial “Torres de la Alameda” cuya dirección es Avda de Francia nº1 a pesar de que su enclave real es la Alameda, la “Torre de Francia” cuya dirección es la Avda de Francia nº 2, y el edificio “Gulliver” ubicado en el Paseo de la Alameda nº 39. Estos tres edificios son los únicos que reúnen todo lo que uno puede desear: vistas panorámicas, terrazas, piscina, gimnasio, conserje las 24 horas y por descontado, garaje en el mismo edificio.

Con este estilo de vida, el buen clima y con lo plana y manejable que es Valencia hasta a pié, cada vez son más las familias que no tienen 2 o 3 coches, sino sólo uno que a veces coge polvo en el garaje porque sólo se le saca algún fin de semana o en vacaciones.
“Vivir en la ciudad en un piso pero mejor que en un chalet, es decir, tener unas vistas desde tu casa a un jardín precioso que el Ayuntamiento cuida y mantiene, disfrutando de una piscina que la comunidad de vecinos cuida y mantiene, y sin tener que depender del coche hasta para comprar el pan” nos dice una clienta de la inmobiliaria que recientemente nos ha comprado un piso en una primera planta de Torres de la Alameda.

alameda-valencia-kwcpigestion
Analizando los datos del Colegio de Registradores de la Propiedad y de más de 20 años de asesoramiento e intermediación inmobiliaria en esta zona, en los últimos 4 años, desde Junio 2013 hasta Junio 2017, las viviendas vendidas en esta primera línea del río ha tenido un incremento en unidades vendidas de un 68% y los precios de cierre real de dichas viviendas ha tenido un incremento del 16%, siendo la superficie media de las viviendas efectivamente vendidas de 117,42 m2 y su precio medio por metro cuadrado en este momento de 2.593 €/metro cuadrado.
“El perfil del comprador en un 87% de los casos tiene una franja de edad de entre los 35 y 45 años, son valencianos, suelen ser matrimonios de 1 hijo o más, que no buscan su primera vivienda sino una vivienda de mejora a la que mudarse o bien porque tiene más habitaciones o bien porque tiene más servicios para toda la familia como son la piscina, zonas de juegos infantiles, recintos cerrados, salones sociales y zonas verdes, por este motivo, la superficie media de las viviendas vendidas es de 117,42 m2 que da para albergar tres dormitorios. En un porcentaje más pequeño, 13%, tenemos a algunos extranjeros y valencianos que compran para invertir y luego alquilar, su franja de edad supera los 45 años y en muchas ocasiones los valencianos lo hacen para que sus hijos tengan su primera vivienda cuando vuelen del nido.

alameda-valencia-kwcpigestion-2
Por otro lado, en el caso de los alquileres, el perfil del inquilino suele ser más joven al del comprador, con menos ataduras familiares, y por tanto, requieren menos espacio. El piso más demandado para ellos es el de dos dormitorios.

También suele ser el piso más deseado por el perfil de inquilino con más edad, que responde al perfil de divorciado que necesita tener un segundo dormitorio para el fin de semana que tiene la custodia de su hijo. Mayoritariamente son nacionales aunque comparativamente hay más extranjeros que se decantan por el alquiler que por la compra, normalmente porque vienen desplazados por motivos laborales. Lo cierto, es que estos inquilinos de hoy, son los compradores de mañana.

En multitud de ocasiones, el alquiler es la antesala de la venta, de manera que cuando los inquilinos están a gusto en la zona, en el edificio y estabilizan su situación financiera y/o familiar, se decantan por comprar en la misma zona algo un poco más grande y más definitivo que tenga más vocación de permanencia”

 

Escrito por:
Piedad Villena Arbona
Gerente de Keller Williams Cpi Gestión Inmobiliaria
Agente de la propiedad inmobiliaria colegiada nº 1.501, Abogada, Perito judicial y Asesora en subastas judiciales, de Hacienda y de la Seguridad Social.

 

¿Te interesa comprar o vender en esta zona? Explícanos tu caso:

[recaptcha]

You Might Also Like